El Parlamento europea vota una resolución a favor del gobierno español sin pesar las repercusiones

España en su empeño de evadir su crisis con Marruecos, después de sacar a Ibrahim Ghali hacia Argelia. El apoyo del Parlamento europeo a España no estuvo a la altura de las esperanzas e intereses geoestratégicos de Europa, ni tampoco hizo de conciliador entre el miembro español y un vecino importante Marruecos, en la orilla sur del estrecho de Gibraltar. Este comportamiento faccioso de Europa no hará más   que ensombrecer el futuro de las relaciones entre Rabat y Madrid, al menos en el futuro previsible.

La resolución inamistosa votada por el PE, cuya redacción fue dejada al buen querer de los diputados españoles, dejaron aparecer sus odios y perjuicios anti-marroquíes de los tiempos de la reconquista y la inquisición, invento español por excelencia.                  Aunque dicha Resolución no tiene de hecho ninguna implicancia, sin embargo muestra la falta de confianza, de tacto y respeto de parte del legislativo europeo hacia sus vecinos periféricos. También el comportamiento del gobierno de Madrid que ha hecho uso y abuso de la regla del desinformador sordo, que repite solo lo que le gustaría escuchar, obviando adrede la causa del litigio esencial. Este se contentó con maniobrar y evadir, sobre todo después de escudarse detrás de la tarjeta europea, en un esfuerzo por transformar la crisis bilateral entre Madrid Rabat en un trio Madrid- Rabat-Bruselas / Estrasburgo.

Non obstante, si el PE, salió en defensa de España, el Parlamento Pan-africano a su vez salió a recordarle al Parlamento Europeo, el estricto respeto de los compromisos tomados durante La cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Africana y la Unión Europea reunido en Abiyán en noviembre del 2017. Que entre otras cosas, sentenciaba:

Que cualquier problema que enfrente a dos Estados se resolverá de manera bilateral entre ellos y los dos Parlamentos no  pueden intervenir, excepto si  los parlamentos ya han discutido de antemano de este mismo problema.

Por otro lado, en unos extractos de la declaración de la Comisaria Europea de Igualdad, Helena Dalli, el jueves 10 de junio en el Parlamento Europeo, sobre la cuestión de los menores marroquíes no acompañados viene a moderar la posición constante de la UE sobre la asociación multifacética entre Marruecos y Europa.

Así subraya los esfuerzos realizados por el Reino en materia de migración y se congratula de la decisión de las autoridades marroquíes de resolver definitivamente la cuestión de los menores no acompañados.

También confirma que la controvertida resolución no legislativa adoptada por algunos eurodiputados sobre Marruecos no refleja en absoluto la posición, ni siquiera la doctrina, de la Unión Europea sobre el carácter estratégico de la asociación que la une al Reino de Marruecos.

Artículos recomendados