MAS DE 850 ONG DE LOS DDHH RECHAZAN PRESENCIA DEL POLISARIO EN BRUSELAS

Más de 850 ONG saharauis activas en el ámbito de los derechos S y del desarrollo sostenible han rechazado enérgicamente la participación del jefe militar del “Polisario” en la Cumbre de la Unión Europea y de la Unión Africana (UA), prevista para los días 17 y 18 de febrero en Bruselas, llamando con la misma ocasión la atención de los responsables europeos sobre la situación de la población saharaui secuestrada en los campamentos de Tinduf.

En una carta dirigida a la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y a la Presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, estas ONG expresaron su asombro y su rechazo de la participación en la cumbre UE-UA de “un hombre y de una organización, responsables de graves violaciones de los derechos humanos y de desvíos de la ayuda europea”.

“Para nosotros, esto es incomprensible y muy condenable”, se indignan las 852 ONG que firmaron la carta-petición dirigida a los tres altos responsable europeos.

Las ONG saharauis aprovecharon la ocasión de esta carta-petición para llamar la atención sobre la situación de los saharauis secuestrados en los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia.

“Estamos preocupados porque nuestros familiares secuestrados en los campamentos de Tinduf están expuestos a un enorme riesgo, encerrados en campamentos militarizados sin instalaciones sanitarias y sin espacios que les permitan disfrutar de sus derechos fundamentales”, subrayaron.

Las 852 ONG expresaron, así, su profunda preocupación por la suerte de los saharauis secuestrados en los campamentos de Tinduf, precisando que estas poblaciones viven en una situación de “constante violación” del derecho internacional por parte del país anfitrión, Argelia, que hace caso omiso de las numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, así como de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados.

Argelia se niega a llevar a cabo el censo y el registro de los refugiados para que se beneficien de los derechos fundamentales inherentes a su estatus en virtud de los artículos 17 a 24 de la Convención de la ONU, especialmente el derecho a elegir su propio domicilio, a viajar y a trabajar, continúan los firmantes de la carta-petición.

Y lo que es peor, los saharauis secuestrados en los campamentos de Tinduf son objeto de abusos regulares por parte de los dirigentes del “Polisario”, se indignan y añaden que si se atreven a reclamar su libertad de expresión, son sometidos a tortura y opresión, como lo atestigua el último informe del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria (GTDA-ONU).

“Estos informes no son, desgraciadamente, sino el último reconocimiento oficial de que las autoridades argelinas y las milicias del Polisario practican, en los campamentos de Tinduf, la detención arbitraria y el uso de la fuerza”, señalaron las 852 ONG saharauis, que llamaron a los dirigentes de la UE a velar por que el país de acogida, Argelia, asumiera su responsabilidad con respecto a los refugiados instalados en su territorio.

Los firmantes de la carta también se pronunciaron contra del continuo desvío de la ayuda de la UE por Argelia y la milicia “polisario”.

“A pesar de las numerosas condenas, la ayuda de la UE sigue, por desgracia, desviándose para financiar a este grupo armado (Polisario) en lugar de mejorar la vida de la población de los campamentos”, señalaron.
Estas ONG saharauis aprovecharon la ocasión de esta petición para recordar que la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude de la Comisión Europea había denunciado en 2015 los desvíos “fraudulentos y sistemáticos” de la ayuda humanitaria y de los fondos europeos.
Estos desvíos, añaden, se ven facilitadas por la falta de datos que habría proporcionado un censo de la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR). Un censo habría proporcionado, también, datos sobre los abusos perpetrados por las autoridades argelinas contra los refugiados en los campamentos de Tinduf, lamentan.

Artículos recomendados