Marruecos publica informe sobre estado de los derechos humanos

El Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) hizo público su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en Marruecos para el año 2021, titulado «Las repercusiones del Covid-19 en las categorías vulnerables y la caminos hacia la eficacia».

Este informe, cuyos puntos principales fueron presentados por la Presidenta del Consejo, Amina Bouayach, en rueda de prensa en Rabat, incluye en particular una evaluación y un análisis objetivos de la situación de los derechos humanos durante el período de la pandemia. Asimismo, presentó los resultados de sus actividades e intervenciones en el marco de las misiones que le han sido encomendadas en las áreas de protección y promoción de los derechos humanos y prevención de violaciones susceptibles de afectarlos, adoptando un enfoque que tiene en cuenta el estatus del consejo como institución independiente y pluralista.

Este informe, de aproximadamente 300 páginas, aborda siete áreas principales, a saber, la situación temática y categórica de los derechos humanos, la adecuación de la legislación y el fortalecimiento de las capacidades y los medios de comunicación en el campo de los derechos humanos, el hombre, la observación electoral, las relaciones de cooperación a nivel nacional e internacional, seguimiento de la implementación de las recomendaciones de la IER (Instancia Equidad y Reconciliación) y desarrollos administrativos y de planificación.

De conformidad con el artículo 20 de la Ley No. 76.15 relativo a la reorganización del Consejo, el informe incluye 250 recomendaciones temáticas, incluidas 70 recomendaciones relativas a los tres mecanismos nacionales para la prevención de la tortura, la protección de los derechos de las personas con discapacidad y recursos para los niños víctimas de vulneración de sus derechos. El documento también incluye 50 recomendaciones estructurantes, dirigidas a los poderes públicos, y que se relacionan con la práctica convencional del Reino y su interacción con el sistema internacional de derechos humanos, el marco legal y políticas, programas y prácticas públicas.

Este informe es una herramienta para llamar la atención del gobierno y las autoridades públicas concernidas sobre posibles violaciones de derechos y libertades e invitarlos a remediarlo de acuerdo con los compromisos nacionales e internacionales del Reino y fortalecer las políticas públicas a través de un enfoque basado en derechos humanos. Además, el parlamento puede utilizar el contenido y las recomendaciones del informe en las áreas de armonización de la legislación nacional con los estándares internacionales y la rendición de cuentas del gobierno.

Artículos recomendados